Sexto Trueque por la Vida y la Sostenibilidad

IMCA-trueque1

IMCA/Colombia –

Por Alex Ortiz – 

En el coliseo del Corregimiento de Costa Rica, Municipio de Ginebra, en el Valle del Cauca, Colombia, se llevó a cabo, el 22 de junio del 2016, el Sexto Trueque por la Vida y la Sostenibilidad, organizado por el Instituto Mayor Campesino(IMCA), miembro de la Alianza por la Agroecología, en articulación con otras instituciones y organizaciones que se sumaron a la actividad, entre ellas, ASUALCAN, FUNDAESI, Ayuda en Acción, ASOGUABAS, Alcaldía Municipal de Ginebra, Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria. El propósito de dicha actividad estuvo orientado a lograr un intercambio de saberes, productos, costumbres, pero sobre todo garantizar la interacción entre las comunidades rurales de los municipios de Ginebra, Restrepo, Buga, Yotoco y Cali; en esta oportunidad más de 400 personas atendió la convocatoria realizada por el IMCA.

El director del IMCA, Erminsu Iván David Pabón, dio el saludo de bienvenida a los y las asistentes al evento y reiteró que no hay nada más importante para iniciar una actividad que dando gracias a Dios, seguido a esto compartió la lectura de las bienaventuranzas del agua como fuente de vida, con lo que simbólicamente se dio inicio al trueque por la vida y la sostenibilidad en su sexta versión.

Asimismo, el evento del trueque fue el escenario para compartir distintos productos agropecuarios desde las veredas de los diferentes municipios que hicieron presencia, permitiendo así degustar a los asistentes variedad de recetas producidas por los mismos campesinos e indígenas con productos agroecológicos, como son: Torta de zapallo, dulce de cidra, queso de soya, torta de piña, mermelada de arazá, zizo frito, torta de algarrobo, salsa de mortiño, dulce de cáscara de maracuyá y limón, natilla de chachafruto, chancarina, entre otros.

El evento contó con la participación de campesinos, campesinas e indígenas de diferentes veredas de la región del Valle del Cauca quienes compartieron sus conocimientos y tradiciones del campo. Adriana Solarte Integrante de la asociación TEPAM aseveró: “Gracias al IMCA por impulsar este tipo de eventos que se convierten en un punto de encuentro de todos los productores de la región, a través de estos espacios las comunidades podemos reconocernos y rescatar tradiciones que a veces olvidamos o dejamos perder por no tener la oportunidad de compartir, y este es el sentido del trueque, compartir sin mirar el valor económico de lo que cambiamos, sino la oportunidad de intercambio”.

IMCA-trueque2Es de importancia resaltar que      este    tipo      de   eventos contribuyen al fortalecimiento de las capacidades de los campesinos de la región que incentivan a la agroecología, la participación y la comunicación entre los participantes; también contribuyen a la seguridad y la soberanía alimentaria desde el ámbito local, para trascender al ámbito regional y nacional. El evento concluyó con la invitación a seguir participando y dinamizando este tipo de acciones que contribuyen en el fortalecimiento de la producción agropecuaria, con enfoque agroecológico y buscando alternativas de resistencia y defensa del saber tradicional de las comunidades campesinas e indígenas.

“Cada año participo de los trueques, ya que se han convertido en una de las formas de dar a conocer las cosas que produzco en mi huerta, las cuales me gusta compartir; que no sólo queden para mi autoconsumo, sino que las pueda intercambiar con otros y también para obtener semillas de otro tipo de productos, ya que la agroecología se convirtió para mí en un estilo de vida, mi razón de ser, poder compartir con la tierra, con la naturaleza y con los animales”, expresó Mery Muñoz Muñoz, integrante de la Red de Mercados Agroecológicos del Valle del Cauca.

Recordemos cuál es la importancia de un encuentro de trueque

Cuando hacemos un trueque no sólo estamos intercambiando productos como alimentos, semillas, ropa, útiles, herramientas y otras cosas. El trueque es un espacio de encuentro y reencuentro de nuestras comunidades, un espacio para compartir, para conocernos, para darnos la mano, para cruzar nuestras miradas, para disfrutar la compañía del otro, el corazón y la humanidad del otro; el trueque nos une, nos reúne y nos entrelaza. El trueque entonces es un espacio para la convivencia intercultural, el respeto de la diferencia y la construcción de la paz local y comunitaria. El trueque es un espacio para el intercambio y diálogo de saberes y conocimientos campesinos valiosos sobre las semillas, las plantas, la comida, los alimentos, la agroecología, el ambiente y el trabajo organizativo que las comunidades vienen realizando en nuestros territorios; es una oportunidad para estrechar las relaciones entre comunidades, organizaciones e instituciones. El trueque es un espacio que defiende la vida en todas sus manifestaciones.

IMCA-trueque3Con el trueque promovemos la seguridad y la soberanía alimentaria, el autoconsumo y la dinámica local, vecinal y comunitaria de los productos de nuestras fincas y huertas. El trueque es una forma de ir rescatando y valorando los alimentos propios, típicos y ancestrales de nuestra región; en el trueque entonces, defendemos nuestro patrimonio cultural alimentario, la agrobiodiversidad y la riqueza agropecuaria de nuestro territorio, nos reapropiamos de lo que los investigadores llaman la memoria biocultural, esa memoria que todavía está viva en los saberes de las abuelas y abuelos, en sus preparaciones, sus recetas y sus deliciosas comidas, en el conocimiento de las plantas medicinales, del clima y en el cuidado diario de las madres por sus familia.

El trueque es una forma de practicar la economía social y solidaria, y así, resistir frente al modelo económico capitalista que reduce el intercambio a la condición de tener o poseer dinero; resistir frente al monopolio de las corporaciones transnacionales que quieren imponernos sus semillas e insumos agrotóxicos; resistir al abandono del Estado y los gobiernos; resistir a la violencia de los actores armados; resistir para persistir en nuestros sueños y proyectos locales. Con el trueque legitimamos nuestros proyectos y planes de vida, la forma de vida que soñamos, el bienestar que queremos y el desarrollo rural alternativo que deseamos construir en nuestro territorio, la equidad y la justicia social. El trueque es un acto político con el que queremos decirle al gobierno y a las administraciones locales que queremos y necesitamos construir políticas rurales incluyentes y participativas, que fortalezcan de verdad la agricultura familiar campesina, las organizaciones, las redes y los procesos de liderazgo y empoderamiento que estamos adelantando desde la sociedad civil.

 

 

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

2 + 4 =