Recordar la historia es defender el territorio

Ecuador - 1CEA/Ecuador –

Más de 180 personas se congregaron el pasado 21 de enero de 2017, en la glorieta de la parroquia de Gualel, Loja, en  Ecuador, para la Asamblea general de comunidades del Fierrourco.

Provenientes de comunidades de las parroquias Selva Alegre, Tenta, Celen, Saraguro, San Lucas, así como representantes de la Asamblea de los Pueblos del Sur, pastoral social de Loja, RAL, entre otros; organizaron reflexiones y exposiciones de diversos temas. Entre ellos, se trató la realidad ante la minería, la contaminación de cuenca hídricas, de los sistemas de riego; la protección y conservación del agua y los páramos, la expropiación de las tierras de las áreas concesionadas y la necesidad de la organización ante estos efectos.

“Queremos incluir a toda la comunidad, a quienes hacemos historia todos los días” afirmó Manuel Enrique Angamarca Presidente del Comité de defensa del agua ya que “se habla de minerales y empresas pero no de riquezas humanas. Estos pasivos ambientales (minería) serán el acabose del territorio”. De 2 mil a 3780 msnm se encuentra la parroquia donde el problema del agua ya se observa en caudales de agua reducidos y demandas que crecen, recalcó Angamarca.

Hay que juntarnos con otros procesos y organizaciones ya que la sed de oro y saqueo comenzó hace más de 500 años y es grande, señaló Abel Arpi, coordinador de la Asamblea de los Pueblos del Sur  [APS] “Las empresas llegaban con funditas de cemento para construcción de capilla en Shagly después quisieron exprimir el patrimonio natural del territorio” señaló. “Si las empresas mineras vienen no es porque seamos pobres sino porque aquí, hay riqueza y debemos defenderla”.

Ecuador - 2

Comunicó a los asistentes sobre el caso de Nankints. La defensa del territorio en la amazonía ante la empresa Ecuacorriente Exsa que quiere implementar la megaminería y que ha sido apoyada por el Estado y sus fuerzas armadas al desalojar, violentar y criminalizar a sus habitantes. Entre ellos, Arpi rememoró a Luis Tiwiram habitante desalojado de Nankints, y “quien desde la selva sigue hablando: “no tengan miedo compañeros, la lucha es el camino”

“No pensemos en lo que hay debajo de la tierra sino cómo será la tierra cuando no halla nada sobre ella” mencionó Rodrigo Jamil Tene secretario del Comité de defensa del agua quien asegura que “La minería son horrorosas cicatrices en los cuerpos de jóvenes, mujeres, familias y en la naturaleza”.  Con estas amenazas Jamil cuestionó “¿a dónde irán las políticas de turismo que tiene nuestro presidente del GAD Parroquial Franco Angamarca, si las aguas, las vertientes principales están siendo concesionadas y serán contaminadas? El turista viene por lo que es sano. Por sentido común una empresa minera que adquiere una concesión justamente en esta altura nos va a contaminar, perjudicar” imperó.

Julio Lima presidente de la organización en Saraguro Corpukis Sakirta, recordó que la organización  es una de las estrategias fundamentales para enfrentar la amenaza criminal como es la minería. “Una potencial es la familia y después los barrios, comunidades, parroquias, cantones, provincia y el país” por ello preguntó a los asistentes que nivel de organización se tiene actualmente.

En el mismo contexto “también se han metido con nuestras semillas”, expuso Nancy Huaca de la Red Agroecológica de Loja. Llamó a la reflexión de defender la vida que lleva resguardándose en las manos campesinas. “Cuando dejamos de sembrar se van exterminando las variedades de nuestras semillas. Este sistema despojador nos ha robado lo que en muchos años nos han dejado los abuelos. En Gualel habían muchas variedades de mellocos y ahora dependemos de que produzcan otros y tenemos que comprar. Recuperemos nuestras semillas para recuperar nuestra identidad y estar preparados para la lucha” indicó esta campesina de Chuquiribamba.

Por ultimo en las exposiciones, Franco Angamarca Presidente de la junta parroquial de Gualel señaló que “los extremos jamás nos llevan al diálogo y al compromiso social. No hay un planteamiento claro nuestro frente a la minería. El compromiso es de informarnos bien, participar activamente y estos espacios permiten a la comunidad preguntar y averiguar por qué son los proyectos ¿Qué quiere Gualel de aquí a 20 años, para sus hijos? ¿a qué llamamos progreso? Queremos estar ahí alzando nuestra vos para preguntar lo que no entendemos” compartió.

Después de las exposiciones se organizaron 4 mesas de trabajo: minería, agua, semillas y comunicación-organización. las propuestas fueron expuestas en pleno y concluyendo dar acción y una siguiente asamblea en otra parroquia para seguir con esta concientización en el territorio.  También se concluyó pedir la salida de la empresa Cornestone de la parroquia Gualel, el cierre de la concesión Caña Brava y la suspensión de las actividades de exploración. 

Esta asamblea fue parte de los acuerdos generados el pasado 10 de diciembre en el segundo encuentro de las comunidades del Fierrourco donde también se emitió un pronunciamiento que puede leer aquí

(Texto y foto: PkThevetia) 

———————————————–

Fuente: CEA – http://agroecologiaecuador.blogspot.com.br/2017/01/recordar-la-historia-es-defender-el.html

 

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*