Lombriabono: una práctica jala a la otra

SIMAS/Nicaragua –

Por Roberto Vallecillo –

Esta innovación entrelaza dos prácticas agroecológicas: Criar lombrices y obtener su abono para cultivar plantas medicinales y verduras en una parcela cafetalera. Mayra Peralta en la comunidad Nuestra Tierra, Matagalpa tiene como propósito medir el efecto en la nutrición en nuevos cultivos en eras o bancales.

Las lombrices de tierra son unas buenas aliadas en la producción de alimentos inocuos, es decir sanos, libres de venenos o agroquímicos. Estas lombrices al comer y digerir los desperdicios de cocinas, pulpa de café o estiércol de animales ya madurados. Las lombrices de tierra excretan una tierrita fresca llena de vida, llamada humus.

De aquí el nombre de lombrihumus o lombriabono. Humus es una palabra que viene del latín y que significa tierra, o sea que las lombrices o mazamorras producen tierra con los elementos que la planta necesita para crecer, desarrollarse y producir sus frutos. Además mejora las características del suelo porque le devuelve su equilibrio.

“El lombrihumus es una tierra viva porque tiene muchos microbios, sobre todo bacterias que ayudan a descomponer la materia orgánica. Las dos especies más populares en Nicaragua son la californiana y la africana…”, asegura doña Mayra Peralta graduada de la Escuela de Promotoría Agroecológica y forma parte de la Junta Directa de la Organización de Mujeres Nuestra Tierra, procesos de promotoría en Salud que acompaña el Colectivo de Mujeres de Matagalpa.

¿Quieres conocer más de la experiencia de Mayra? Dar clic  Lombrihumo en cultivo

—————————————-

*SIMAS forma parte de la Alianza por la Agroecología, iniciativa cofinanciada por la Unión Europea y ActionAid.

 

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*