La agroecología en Nicaragua: el avance de la plataforma Maonic

Seminario - De Campesino - Morales

Manuel Morales, coordinador nacional del Programa “De Campesino a Campesino”, de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), de Nicaragua

AS-PTA/Brasil –

Por Claudia Guimarães –

El intercambio de experiencias exitosas en la promoción de la agroecología en América Latina, ha sido una de las marcas del seminario de la Alianza por la Agroecología, realizado en Brasília, entre los días 5 y 6 de mayo de 2017.

Representantes de organizaciones con larga experiencia en desarrollo rural con enfoque agroecológico, compartieron sus experiencias a lo largo de los tres días del evento. Entre ellos, estuvo Manuel Morales, coordinador nacional del Programa De Campesino a Campesino, de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG) – organización que forma parte de la Alianza por la Agroecología en Nicaragua.

En su exposición, Morales relató los avances logrados por la plataforma Maonic (Movimiento de Productoras y Productores Agroecológico y Orgánico), un espacio creado en 2008 en Nicaragua.

El Maonic está integrado por familias campesinas y organizaciones de base, como cooperativas y gremios, agrupados bajo la bandera de la producción agroecológica y orgánica. “O sea, no hay miembros en carácter individual. Son siempre representantes de organizaciones interesadas en participar de Maonic, que piden formalmente la adhesión a la plataforma”, explicó.

Desde su creación, la plataforma viene promoviendo las más diferentes acciones de fomento a la agroecología en Nicaragua. “Promovemos la implementación de 250 bancos de semillas criollas, que abarcan un universo de 13 mil familias. También tenemos un trabajo con los llamados ‘fito-mejoradores campesinos’, que son los encargados de producir las semillas que van a alimentar la gente, garantizando la soberanía y seguridad alimentaria de las familias de productores. Además, impulsamos la Red de Promotores y Promotoras (hoy somos 2 mil), que diseminan los temas técnicos, sociales y políticos en las comunidades”, agregó Morales.

Otra vertiente fundamental del trabajo desarrollado por el Maonic es la lucha para que  los productores y otros actores de la producción agroecológica y orgánica, a nivel nacional y territorial, amplíen su incidencia en la implementación de políticas, legislaciones, regulaciones y programas concretos de fomento a la agricultura orgánica y agroecológica.

El Maonic también desarrolla y apoya investigaciones sobre agroecología. Y Morales explicó porqué: “Desarrollamos la experiencia de los experimentadores campesinos, que hacen un trabajo empírico, testando diferentes técnicas de cultivo. Pero nos falta una base de conocimiento más  científica para respaldar ese trabajo. Necesitamos, por lo tanto, de más investigaciones que nos ayuden a convencer los productores nicaragüenses sobre las bondades de la agroecología”.

Morales dijo que la crisis ambiental ya es visible en su país. “No vamos a salir de esas crisis sin cambiar este modelo. Y para esto, tenemos que cambiar la forma como trabajamos el suelo, que es un organismo vivo. No debemos abonarlo, debemos nutrirlo, lo que son cosas distintas). Los principios de la nutrición del suelo (y de cualquier ser vivo) son simples: diversidad, constancia y alta calidad. Hay que dotar el suelo de materia orgánica, microorganismo y minerales”.

El representante de UNAG recordó aun el desafío que enfrentan en Nicaragua para  evitar que se introduzcan los transgénicos: “Estamos trazando estrategias para hacer incidencia política y evitar que esto ocurra”, destacó.

————————————

Foto: Ubirajara Machado

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*