Intercambio de experiencias marca Seminario de la “Alianza”

Seminario - feira e exposição - 5

AS-PTA/Brasil – 

Por Claudia Guimarães

Durante cuatro días, el portuñol fue la lengua “oficial” en el Centro de Convenciones Israel Pinheiro, en Brasília, dónde se llevó a cabo el Seminario de la Alianza por la Agroecología, entre los días 3 y 6 de mayo de 2017.

Las diferentes lenguas no fueron barrera para el intenso intercambio de experiencias, estudios y productos desarrollados por las organizaciones de los siete países que forman parte de la Alianza por la Agroecología: IMCA y RECAB (Colombia), AS-PTA (Brasil), Red Rural (Paraguay), SIMAS y UNAG (Nicaragua), Fundebase (Guatemala), CIPCA (Bolivia) y CEA (Ecuador).

Seminario - feira e exposição - 3

Ese intercambio ganó “colores y olores” con la exposición de los productos agroecológicos traídos por las organizaciones de la Alianza, exhibidos en el segundo día del Seminario. “La feria mostró la riqueza, coherencia y avances de las propuestas que impulsamos”, resumió el ingeniero agrónomo Tarcísio Aguilar, coordinador general de RECAB, dónde es encargado del área de incidencia política.

Seminario - feira e exposiçao - 2

En su evaluación, el Seminario mostró que el proyecto permitió construir alianzas para promover la agroecología en diferentes regiones de América Latina. “El panel de las bondades de la agroecología, en el cual se presentaron resultados de casos de estudio en diferentes países, evidenció los avances en lo productivo y los aportes económicos a las familias campesinas. También dejó claro que son mejores las condiciones de vida de las personas que no aplican productos de síntesis química en sus cultivos cuando comparados a los que lo utilizan”.

Seminario - Tarcisio

Tarcísio Aguilar, coordinador general de RECAB, de Colombia

El coordinador general de RECAB enfatizó que la metodología del Programa de Campesino a Campesino ha sido importante para lograr el avance en la producción agroecológica en América Latina. Pero reconoció que todavía quedan muchos retos para diseminar ese sistema e implementar políticas públicas que lo favorezcan. “Las evaluaciones sobre este tema nos muestran que, en los distintos países, la producción agroecológica no tiene políticas que la promuevan, y en los que había, se desmontaron o no le asignan recursos. A pesar de ello, la resistencia y los resultados generados por la producción campesina agroecológica son el motor de estas transformaciones en el campo”.

Para el ingeniero forestal de la UNAG, Jorge Irán Vásquez, miembro del Equipo Nacional del Programa De Campesino a Campesino, el intercambio de experiencias promovido por la plataforma a lo largo de los últimos tres años deja un saldo muy positivo. “La Alianza ha jugado un papel muy importante en Nicaragua. Nos permitió conectarnos con organizaciones que forman parte del proyecto en otros países, y abrir un espacio de intercambio y aprendizaje del quehacer de nuestras organizaciones y redes en la construcción de la agroecología en América Latina”, afirmó.

Seminario Internacional Alianza por la Agroecologia. Brasilia Maio de 2017. Visita ao Assentamento Pequeno Wiloian em Planaltina/DF. Foto de Ubirajara Machado

Jorge Irán Vásquez, de la UNAG, de Nicaragua, durante la visita de la delegación de la “Alianza por la Agroecología” al Asentamiento Pequeno William, en Brasília

Según Jorge Irán, que es coordinador de un Programa Nacional de Rescate, Conservación y Defensa de las Semillas Locales, “el proyecto ha sido muy útil, ya que nos trajo referencias sobresalientes para poder avanzar en la incidencia de las políticas públicas en nuestro país, gracias a la sistematización de los estudios desarrollados en el marco de la Alianza”.

Sintetizando su visión, Jorge Irán resaltó que la Alianza “es una iniciativa motivadora y una excelente oportunidad de unirnos y enlazarnos con muchos esfuerzos dispersos en América Latina en favor de la agroecología. El proyecto nos permite retroalimentar nuestras propias experiencias, reevaluar nuestro quehacer, replantearnos nuevas metas y asumir nuevos retos. La solidaridad campesina y las luchas sociales y políticas que conocimos en los diversos espacios e intercambios promovidos desde la Alianza nos estimulan a seguir levantando nuestras banderas en la construcción de una sociedad más justa y con base agroecológica, que considere a los campesinos y campesinas sujetos de su propio desarrollo”.

—————————————

FOTOS: Ubirajara Machado

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*